Dominamos la mayor parte de los aspectos de la gestión de la retribución, pero en algunos casos dejamos de lado lo que debería ser más sencillo de hacer: los medios para hacer los pagos. En tiempos pasados, muy atrás en el tiempo, todo se resolvía dando unos corderos al empleado que trabajaba en la granja o repartiéndole un saco de monedas directamente en su mano. Hoy día han cambiado los tiempos, aunque como vais a poder ver, todo se mantiene bastante similar a como era cientos de años atrás.

gestion de la retribucion

Guía: Cultura del coaching, ¿entrenar a tu equipo aumenta la rentabilidad?

Pagar en moneda

El medio más tradicional en la actualidad y por el cual apuestan todos los negocios. Hay que pagar en moneda porque así lo dicta la ley. No importa cómo lo hagamos más allá de que nos aseguremos de que el dinero le llega al empleado en el plazo de tiempo que hayamos estipulado previamente en el contrato. Podemos optar por pagar en mano, por hacer una transferencia bancaria o un ingreso en su banco. También hay quien paga en cheque, si bien es el medio que más se está abandonando por la escasa comodidad que proporciona. En tiempos más recientes han comenzado a instaurarse métodos de pago más flexibles y dinámicos, como el uso de PayPal y otros sistemas digitales de recepción de dinero que pueden agilizar mucho el proceso en los tiempos que corren. Hagamos lo que hagamos tenemos que tener claro que todo se concentra en que el empleado reciba la cantidad de dinero que le corresponda, ya sea el salario mínimo, un salario personalizado o el salario máximo.

Pagar en especie

Cada vez más empresas están apostando por la filosofía de aprovechar su propio producto para proporcionar incentivos en especie a sus trabajadores. Es lo más común ahora que se están definiendo plantillas de empleados en las que se suele coincidir en tener profesionales que también sienten un interés claro por los artículos que se fabrican o comercializan. Distintos estudios y ejemplos de grandes empresas han demostrado el gran interés que existe en proporcionar este incentivo a los trabajadores. Se trata de especificar una serie de incentivos, un convenio que permita a los trabajadores tener una recompensa por formar parte de la empresa. Esto se puede plantear de muy diversas formas dependiendo de cada uno de los negocios.
En algunos casos la idea se encuentra en proporcionar un descuento determinado a todos los empleados, el cual puede ser aprovechado de forma constante. En otras situaciones lo que hacen las empresas es proporcionar un incentivo a modo de recompensa de x volumen de productos una vez terminado el mes. Hay muchas formas de verlo, pero a fin de cuentas todo trata de la oportunidad de recibir esos productos de una manera más económica que si se hicieran con ellos desde el perfil del consumidor. Este sentimiento de ventaja y exclusividad ha demostrado ser muy positivo para reforzar la imagen de empresa y para que exista un mayor compromiso de los empleados por la entidad con la cual trabajan.

Sistema híbrido

Aunque ya hemos mencionado que no es posible, bajo las normas actuales, volver a los tiempos en los que un empleado solo cobraba en especie, sí que hay negocios que estipulan una serie de opciones híbridas. Por ejemplo, una filosofía que se suele tener en cuenta en algunas empresas implica que, descontando el salario mínimo, los empleados tienen la posibilidad de convertir el sueldo restante en dinero virtual para gastarlo en los productos que fabrica su compañía. Este dinero es, lógicamente, de una cantidad superior a la que se había depositado originariamente.
Es decir, que si el sueldo restante de un empleado es de 300 euros, y decide transformarlo en pago por especie, lo que ocurrirá es que esa cantidad se transformará, por ejemplo, en una cifra de 600 euros, por poner un ejemplo. De esta forma al trabajador le resultará mucho más beneficioso convertir el saldo para realizar compras en las que estuviera interesado, dado que las podrá llevar a cabo a un precio muy inferior al que le hubiera costado en una tienda. Desde la gestión de la empresa es importante saber jugar con esta opción para así reforzar el compromiso con los trabajadores y darles las mejores opciones para aprovechar sus sueldos.

herramientas productividad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

También te puede interesar

Menú