Guía para un proyecto de empresa completo
Identificar, analizar y describir la iniciativa que queremos poner en marcha es la primera fase en la constitución de una compañía.

El plan o proyecto de empresa es mucho más que un dossier: nos permite estudiar la viabilidad del negocio en el futuro, utilizarlo como carta de presentación ante posibles clientes e inversores y reconducir los objetivos y procedimientos para adaptarlos a las circunstancias.
Por eso, este documento no debe caer en el olvido y debemos revisarlos periódicamente y ajustar su contenido si es preciso.
Todo lo que tienes que saber sobre nuestro programa THE EXTRAORDINARY LEADER

Consideraciones previas

Una vez que hemos meditado la idea y hemos llegado a la conclusión de que queremos desarrollarla, llega el momento de plasmar todos los detalles en el proyecto de empresa.
Pero antes de ponernos manos a la obra, es conveniente que tengamos en cuenta los siguientes aspectos:

  • Es importante que todos los socios del proyecto participen en la creación del proyecto de empresa. De este modo acordaremos el espíritu y objetivos del nuevo negocio y evitaremos que surjan discrepancias a posteriori.
  • Debemos ser claros y concisos en los datos que aportamos, cuidando con esmero la presentación, ya que con el proyecto de empresa daremos la primera impresión a clientes, inversionistas o proveedores.
  • Para facilitar su lectura, es recomendable realizar un dossier principal de entre 20 y 40 páginas, con los puntos destacados del documento y añadir el resto de contenido técnico como anexos.
  • Podemos acompañar el proyecto de empresa de un resumen más breve, a modo de folleto publicitario; de vídeos en los que presentemos de forma visual la idea de negocio; y de gráficos e infografías que dinamicen la lectura, resalten los datos más relevantes y capten la atención.
  • Los análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) o modelo canvas pueden servirnos de ayuda a la hora de extraer las ideas principales sobre el proyecto.

 

¿Qué debe contener el proyecto de empresa?

Aunque la estructura o denominación de los apartados del documento puede variar de unos a otros, existe un alto consenso en cuanto a los diferentes puntos que deben analizarse en el plan de empresa.

  • Definición del proyecto. Se trata de poner en antecedentes sobre la idea de negocio que vamos a desarrollar, indicando el producto o servicio que comercializaremos, cómo surge el proyecto, a qué necesidades responde, quiénes son los fundadores y cuáles son los rasgos innovadores que nos llevan a pensar que será un éxito.
  • Plan de marketing. En este apartado aclararemos todo lo referente a la comercialización del producto o servicio. Una vez que hayamos delimitado qué vamos a vender, realizaremos un estudio de mercado para conocer nuestra posición respecto a la competencia, y desarrollaremos los objetivos y estrategias a implementar.
  • Plan de Operaciones. ¿Cómo vamos a ejecutar el proyecto? Esta sección del proyecto de empresa abordará el proceso de producción, aprovisionamiento y gestión de existencias del negocio a nivel técnico y organizativo.
  • Plan de Recursos Humanos. Incluye todo lo relativo a la organización funcional de la empresa, desde la política de personal, contratación y formación hasta la estructura jerárquica de la compañía.
  • Plan de viabilidad. Se trata de un estudio económico y financiero del proyecto, en el que se pormenorizan la inversión y financiación inicial, la previsión de gastos e ingresos y de tesorería.
  • Resumen legal y normativo. En este apartado recogeremos la información relativa a la forma jurídica elegida, los trámites para la constitución de la misma y datos identificativos de la compañía.

Post relacionados:

 

New Call-to-action

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

También te puede interesar

Menú